El cielo nocturno de Menorca

El cielo nocturno de Menorca

Como Reserva de Biosfera asumimos en 2016 el compromiso de mejorar la calidad del cielo nocturno de Menorca, con el fin de asegurar la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas, reducir la contaminación lumínica, mejorar la eficiencia energética de los alumbrados exteriores y, finalmente, acabar cumpliendo los estándares de calidad para ser merecedores de las certificaciones Starlight.

 
MENORCA, RESERVA Y DESTINO TURÍSTICO STARLIGHT

Los Destinos Turísticos Starlight son lugares visitables, que gozan de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y que, al estar protegidos de la contaminación luminosa, son especialmente aptos para desarrollar en ellos actividades turísticas basadas en ese recurso natural.
 
Por ello, en primer lugar, hemos desarrollado un inventario detallado de los alumbrados exteriores de Menorca, con el fin de valorar la situación de partida para la isla, y establecer la priorización de actuaciones a desarrollar. En segundo lugar, hemos desarrollado un reglamento de protección del cielo nocturno, en cumplimiento de lo establecido en la Ley 3/2005, de 20 de abril, de protección del medio nocturno de las Illes Balears. Y en 2018 hemos iniciado los análisis de calidad del cielo nocturno de la isla, para poder optar a la certificación Starlight.

 
PROCESO DE CERTIFICACIÓN STARLIGHT

Para obtener las certificaciones Starlight  se ha estudiado el firmamento de Menorca y se han realizado varias auditorías tècnicas que han demostrado la calidad de nuestro cielo. Los resultados constatan zonas de la isla de máxima oscuridad donde la observación de las estrellas es muy buena. Es el caso de Macarella y el tramo de la costa que va desde Cavalleria hasta La Vall.

Se han tenido en cuenta parámetros como la nitidez de la atmósfera, la transparencia, el nivel de extinción de la luz de las estrellas al atravesar la atmósfera y la cobertura de nubes o el porcentaje de días que el cielo está despejado .

El proceso de certificación, también ha contado con una auditoría turística que ha confirmado la posibilidad de unir la calidad del cielo nocturno de Menorca con el producto turístico. De esta auditoría turística han derivado algunas propuestas de actividades Starlight como es el caso de la vinculación de la Menorca Talayótica con el cielo nocturno de los pobladores de la isla en esta época.

La certificación ha sido otorgada a Menorca por la Fundación Starlight en el marco de la feria FITUR en Madrid el mes de enero del 2019.

Fundación Starlight

 
REGLAMENTO DE PROTECCIÓN DEL MEDIO NOCTURNO DE MENORCA

En abril de 2005 el Govern Balear publica la ley de protección del medio nocturno en las Islas Baleares. Esta otorgará a cada Consell Insular la capacidad de redactar y aprobar el reglamento que la desarrolle, respetando de esta forma las singularidades específicas de cada territorio. En 2007, Menorca redacta un borrador de reglamento pero queda sin aprobación durante años.

En 2016, el Consell Insular de Menorca, después de explorar la posibilidad de que Menorca se convirtiera Reserva y Destino Turístico Starlight, decide retomar la redacción de este reglamento.

A partir de aquí, se desarrolla un inventario detallado de los alumbrados exteriores de Menorca, a fin de valorar la situación de partida para la isla, y establecer la priorización de actuaciones a desarrollar con una doble finalidad: por un lado, mejorar su eficiencia energética y reducir, por tanto, las emisiones de gases de efecto invernadero; y por otro lado, disminuir la contaminación lumínica en la isla y mejorar la calidad del cielo nocturno, para ofrecer una mejor experiencia de observación del firmamento.

En julio de 2018 se aprueba inicialmente el Reglamento de Protección del Medio Nocturno de Menorca.

 
EL REGLAMENTO

Este reglamento tiene la finalidad de establecer las condiciones que deben cumplir las instalaciones del alumbrado artificial, situadas en la isla de Menorca, así como las medidas correctoras a aplicar en las instalaciones existentes inadecuadas, con el fin de mejorar la protección del medio ambiente mediante un uso eficiente y racional de la energía que consumen y la reducción del brillo luminoso nocturno, sin perjuicio de la seguridad que debe proporcionar el alumbrado a los peatones, vehículos y propiedades.

Disponer de un reglamento del cielo nocturno no sólo es un medio para conseguir las certificaciones Starlight, sino que supone una herramienta necesaria para la preservación del medio natural.

EL REGLAMENTO